Laboratorio Planta Piloto del procesamiento de alimentos

El laboratorio “Planta Piloto del procesamiento de alimentos”, adscrito a la Escuela de Ingeniería de Alimentos lleva aproximadamente 20 años al servicio de la Universidad del Valle. Este espacio de investigación fue creado por la Universidad en convenio con el Banco Internacional de Desarrollo (BID) y nació como un apoyo a la docencia y la investigación para el programa de Tecnología de Alimentos, en materias como tecnología cárnica, de lácteos, de cereales y de frutas, verduras y hortalizas.
Actualmente, este laboratorio presta servicios de Docencia e investigación no sólo al programa de Tecnología, sino también al programa de pregrado y de posgrado en Ingeniería de Alimentos y es uno de los laboratorios más concurridos de la Facultad de Ingeniería, pues su funcionamiento va de lunes a sábado.


“Los sábados continuamos realizando las prácticas del programa de tecnología de alimentos, entre semana vienen los estudiantes a hacer los talleres del programa de pregrado y también vienen estudiantes que están realizando trabajo de grado”, menciona la Química y Magíster en Ciencias de los Alimentos, Patricia Millán Cruz, quien coordina el laboratorio. El laboratorio que es pionero en esta aérea de Ingeniería, también ha prestado servicio de extensión alquilando la planta a otras instituciones Universitarias a nivel Nacional y a pequeñas empresas de Alimentos, además de la realización de cursos teórico- prácticos en panadería y producción de cereales, cursos de capacitación para ingenios azucareros y para empresas empacadoras.


Dentro de los trabajos adelantados por el laboratorio se encuentra una investigación sobre la filtración de jugos con membrana y concentración de jugos, además de tres proyectos indexados en Colciencias, dos con jugos y otro con empaques. La infraestructura del laboratorio cuenta una planta de producción a pequeña escala que no sólo posibilita la realización de análisis y evaluación química, sino también elaborar productos a pequeña escala. 


Desde el año 2011, el laboratorio posee un extrusor de alimentos y un secador de aspersión que ha permitido realizar varios trabajos de grado y posgrado con altos índices de calidad. “Aparte de la medición y evaluación de la operación unitaria, contamos con una planta de procesamiento de alimentos, que nos permite hacer un producto”, agrega la química Patricia Millán.

Comentarios

Entradas populares