Univalle, en proceso de renovación de la Acreditación Institucional

Desde el año 2012 la Universidad del Valle  se viene preparando  para la renovación de la acreditación de alta calidad  para el periodo 2013/ 2021, la cual fue otorgada en el año 2005 y que la situó como una de las once universidades de Colombia que contaban con dicho reconocimiento académico.

Actualmente, la Universidad del Valle es una de las 22 universidades  colombianas y una de las tres vallecaucanas que han obtenido este reconocimiento de Acreditación de Alta Calidad, otorgado por el Ministerio de Educación Nacional, tras la evaluación del Consejo Nacional de Acreditación – CNA.

“La renovación de la acreditación implica dar cuenta a la sociedad y a la misma Universidad, con todos sus estamentos, de cuánto ha cumplido con su proyecto educativo institucional expresado en su Misión, verificar si se está llevando realmente a la práctica y mostrar evidencias de ello”, explica María Clara Tovar de Acosta, Coordinadora de Acreditación Institucional.

Para recibir de nuevo la acreditación la universidad preparó un informe de autoevaluación  institucional, compuesto por tres capítulos: sinopsis, modelo metodológico y el informe de Autoevaluación. Dicho informe fue radicado desde el pasado 29 de mayo del presente año en el Consejo Nacional de Acreditación (CNA).

Así mismo, La profesora María Clara Tovar  coordinó un Comité compuesto por representantes de las Facultades, Institutos Académicos y otras dependencias, con el objetivo de recoger las evidencias de los progresos adelantados en los últimos ocho años.

La docente resalta que este proceso  “es voluntario y no  obligatorio, al igual que el CNA propone algunos  lineamientos, pero finalmente es la Universidad la que se encarga de definir sus indicadores, de acuerdo a su proyecto institucional”.

Gracias a las ideas, críticas, argumentos y aportes de la comunidad universitaria (profesores, estudiantes, egresados, personal administrativo, empleados y directivos), se ha logrado llevar a cabo un proceso participativo en todas y cada una de las actividades y fases de elaboración del Informe de Autoevaluación Institucional.

El proceso de autoevaluación institucional permitió, no sólo verificar el cumplimiento de las funciones misionales, sino además identificar las fortalezas y debilidades de la Institución. A través del Plan de Acción Institucional 2012–2015, la Universidad trabajará en la superación de sus debilidades y la consolidación de nuevas capacidades académicas e institucionales.

Para el momento, se espera pasar a la segunda fase, que consiste en  la visita de los pares académicos, los cuales deben evaluar los aspectos misionales de la Universidad, la docencia, la investigación, la proyección social y el bienestar universitario.

Comentarios

Entradas populares