Nuevo Generador de Impulso Donado por la EPFL

Generador de Impulso. Cortesía: EPFL

En el marco del programa de cooperación científica, la Escuela Politécnica Federal de Lausana EPFL realizó la donación de un generador de impulso de voltaje (GIV) de 1100 kV y 50 kJ, a través del EMC (Electromagnetic Compatibility Laboratory) Laboratorio del profesor Farhad Rachidi, para el Laboratorio de Alta Tensión de la Universidad del Valle. Con la ayuda de este generador se fortalecerá la capacidad de ensayos y actividades de docencia, servicios y de I+D+i del Laboratorio del Grupo de Investigación en Alta Tensión de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y Electrónica. 

El montaje del GIV se realizó en el edificio 356 del Laboratorio de Alta Tensión, en el sitio que antes ocupaba el generador de impulso de 300 kV. Al ser utilizado en las diversas actividades del laboratorio del Grupo, es un aporte significativo para mantener el reconocimiento de calidad del Grupo (Categoría A1, COLCIENCIAS) y la acreditación del laboratorio.

¿Cómo fue el Proceso de Donación?

Como resultado de una visita a la EPFL realizada en diciembre de 2012 en el marco del convenio EPFL-UNIVALLE, se planteó la posibilidad de que la Escuela Politécnica Federal de Lausana EPFL donara a la Universidad del Valle un generador de impulso de voltaje (GIV) de 1100 kV y 50 kJ, con el fin de fortalecer la capacidad de ensayos y de realizar actividades de I+D+i del Laboratorio de Alta Tensión, a cargo del Grupo de investigación en Alta Tensión GRALTA, cuyo director es el profesor Guillermo Aponte. Por lo tanto, una vez aprobada la propuesta, se realizó el proceso de donación en el primer semestre de 2013 y el generador de impulso está trabajando ahora.

Cabe resaltar que, el generador de impulso de voltaje está conformado por 11 etapas, cada una ellas compuestas por 2 a 4 resistencias, un aislador y dos condensadores que pueden generar 100 kV dc y 5 kJ de energía. Razón por la cual, según la EPFL, es una contribución importante “porque permitirá la certificación de calidad de los productos nacionales destinados a la exportación a otros mercados, y también, para verificar la calidad del equipo importado en el país. Además, se espera que se tenga un laboratorio que cubra las necesidades del sector eléctrico con el fin de mejorar su competitividad y hacer frente a los desafíos representados por los nuevos acuerdos comerciales. También, contribuirá a la capacidad nacional de investigación y fortalecerá la formación del talento humano en los niveles requeridos por el sector eléctrico”.

El proceso de donación, contó con el apoyo de la Rectoría, la Vicerrectoría de Investigaciones, la Oficina de Compras y Administración de Bienes, y la Oficina de Relaciones Internacionales de la Universidad, así como con la colaboración y gestión del Profesor Farhad Rachidi y el Ingeniero Nicolás Mora de la EPFL. La Facultad de Ingeniería, la Escuela de Ingeniería Eléctrica y Electrónica y el Grupo de Investigación en Alta Tensión extienden sus agradecimientos por todo el apoyo recibido en este proceso, por el cual el laboratorio incrementó su capacidad de prueba de impulso de 300 kV a 1.100 kV.

Para leer un artículo relacionado, consultar Aquí 



Comentarios

Entradas populares