Investigadores de América Latina y el Mundo, Unidos en la Escuela de Verano sobre Investigación de Operaciones en Cali, Colombia


El pasado lunes 9 de mayo, con un exquisito desayuno y una diversidad de asistentes, se inició la vigésima versión del ELAVIO 2016, llevado a cabo en la Casa Santa María de los Farallones, más conocida como “Casa de las palmas” en la ciudad de Cali. Muy puntuales a las 9 de la mañana se dio inicio al acto inaugural a cargo de los organizadores del evento. Asistentes de diferentes ciudades de Colombia, y otros países del mundo como Brasil, Argentina, España, Chile, México, Cuba, Bélgica, Ecuador y Venezuela llegaron a este encuentro para conocer nuevas perspectivas y presentar sus proyectos de investigación, en un proceso constante de retroalimentación.

El ELAVIO es una escuela de verano promovida por ALIO (Asociación Latino-Iberoamericana de Investigación Operativa) y apoyada por IFORS (Federación Internacional de Sociedades de Investigación Operativa), dirigido principalmente a jóvenes investigadores y estudiantes graduados (de doctorado y maestría) de países latino-iberoamericanos, con rendimiento excepcional e interesados en las áreas de Investigación Operativa, Ingeniería de Sistemas y Matemáticas Aplicadas. En esta ocasión, el proceso de selección de los participantes se hizo teniendo en cuenta las investigaciones que permitían aplicar y usar alguna técnica de Investigación Operacional (IO).

Las conferencias estuvieron a cargo de investigadores altamente reconocidos como Emilio Carrizosa, José Luis González, Raha Akhavan, Rodrigo Linfati, Alejandro Crema y por el presidente de ASOCIO, Juan Guillermo Villegas. Algunos de los mini cursos en esta versión fueron acerca del diseño e implementación computacional, optimization Methods for Data Visualization, análisis de sensibilidad, programación paramétrica para problemas de programación lineal entera mixta, Big Data, y modelos de localización de instalaciones, entre muchos otros. Hubo conferencias en inglés y español en diferentes temas, y por supuesto, también se contó con espacios culturales y de integración en los que fue posible la interacción entre los asistentes. 

Muchos de los participantes asistieron con la expectativa de generar redes, pues como dice el profesor José Luis González, presidente de ALIO, este evento tiene como prioridad “que los estudiantes de pregrado, maestría y doctorado puedan interactuar entre ellos, con el fin de que se conozca qué están haciendo y se puedan establecer redes de trabajo a futuro, para colaborar y hacer sinergia”; así mismo, afirma Emilio Carrizosa, presidente entrante de la Sociedad Española de Investigación Operativa, que el ELAVIO “es fundamental para homogenizar, coordinar y juntar recursos humanos que pueden estar dispersos, ya que América Latina es inmensa, con el fin de que futuros investigadores, o los que ya lo son, tengan la oportunidad de conocerse y plantearse iniciativas de trabajo científico, como de organización de actividades”. Aspecto que resalta José Luis González, porque pone a los participantes en contacto con investigadores que se encuentran fuera de sus países de origen, permitiéndoles tener acceso a ellos y a esas otras culturas que nos comparten. 

La Asociación Colombiana de Investigación de Operaciones (ASOCIO), creada por profesores con el ánimo de conformar una red de investigación de operaciones en manejo de modelos matemáticos para resolver problemas de la Industria, fue quién se encargó de traer por segunda vez el ELAVIO a Colombia, pues ya se había realizado uno en el 2005, en Villa de Leyva. El ELAVIO es considerado el evento más importante a nivel latinoamericano, único en su clase, en el cual se contacta a los profesores más destacados de cada área para que afiancen los procesos formativos, presentándoles temas actualizados de investigación a través de mini-cursos y conferencias. Proceso que la Escuela de Verano subsidia, pues se elige a los mejores estudiantes y se les cubre parte de su hospedaje y la alimentación por completo, es decir, se escoge a los mejores y se hace todo lo posible para que puedan asistir. 

Para el profesor Juan José Bravo de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad del Valle, y delegado del comité organizador del ELAVIO, la logística del evento fue todo un reto, debido a que hay visitantes de diferentes ciudades y países a los que se pretende hacer sentir lo más cómodo posible; de hecho, para esta ocasión se logró por primera vez que todos los participantes tuvieran el seguro médico durante el evento. Además, se coordinó los alojamientos, transporte, alimentación y materiales con apoyo de IFORS, de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad del Valle, de la Universidad Javeriana-Cali, la Universidad de Antioquia, la Universidad de Medellín, ASOCIO y ALIO. “Ha sido todo un desafío, una producción de más de un año que posibilitó que el ELAVIO 2016 se llevara a cabo de la mejor manera”, resalta el profesor Juan José. 

Desde la Universidad del Valle se presentaron cuatro ponencias en las sesiones paralelas, a cargo de Leidy Tatiana Salazar, Jessica Dayan Morales, Juan Sebastián Salcedo y Stiven Andrés Viedman de Ingeniería Industrial de la sede Zarzal; asimismo, asistieron cuatro estudiantes de maestría y doctorado, y cuatro estudiantes de pregrado de la Escuela de Ingeniería Industrial, sede Meléndez, quienes ganaron beca para participar en el ELAVIO 2016.

El profesor Diego Manotas, Director de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad del Valle aplaude esta gran iniciativa en la investigación, pues el trabajo en conjunto de las universidades organizadoras posibilitaron no sólo la realización del ELAVIO 2016, sino que además fueron excelentes anfitriones como país, después de 11 años, para lograr un gran resultado final. Esperamos seguir aportando desde la investigación y la asistencia a los próximos ELAVIOS que están por venir.

**Redacción por la Oficina de Comunicaciones de la Escuela de Ingeniería Industrial

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites More