Primer egresado del Programa de Doble Titulación en Ingeniería Sanitaria y Ambiental

Además de ser Ingeniero Sanitario, formado en la Universidad del Valle, y miembro del Laboratorio de Servicios a la Comunidad de nuestra Institución, el Ing. Daniel Ascúntar Ríos es el primer egresado del Programa de Doble Titulación en Ingeniería Sanitaria y Ambiental, ofrecido por el Instituto UNESCO- IHE de Holanda y la Universidad del Valle.
Su doble titulación es un logro personal enorme y al mismo tiempo es un reflejo de la gran apuesta que en la actualidad realiza la Universidad del Valle en el tema de la internacionalización, una estrategia institucional para fortalecer los lazos con universidades del mundo y estimular a los estudiantes e investigadores colombianos para que realicen sus estudios de maestría y doctorado en programas que les ofrecen la posibilidad de formarse a nivel local e internacional.
En ese sentido, el programa en Doble Titulación se empezó a ofrecer desde el año 2011, a través de la firma de un convenio entre la Universidad del Valle y el Instituto UNESCO- IHE de Holanda. Actualmente, hay cinco estudiantes matriculados en este programa y se espera para la cohorte del 2013 tener cinco nuevos estudiantes.

El trabajo de investigación con el que Daniel Ascúntar Ríos se convierte en el primer egresado de este programa internacional se titula “Soil Aquifer Treatment (SAT) pilot study using chemical enhanced primary effluent from Cañaveralejo Wastewater Treatment Plant in the tropics”. Esta investigación fue dirigida por los profesores Carlos A Madera Parra, Escuela EIDENAR, Univalle y el doctor Saroj Sharma, profesor asociado a UNESCO-IHE, Holanda. De esta manera, el Ing. Daniel Ascúntar Ríos obtiene dos títulos de Maestría, el primero de la Universidad del Valle (MSc en Ingeniería con énfasis en Ingeniería Sanitaria y Ambiental) y el segundo del Instituto UNESCO-IHE (MSc Municipal Water and Infrastructure, specialization in Sanitary Engineering)

“En esta investigación se evaluó una tecnología de tratamiento de aguas residuales utilizado en otras regiones del mundo el cual emplea sistemas naturales. Este sistema toma agua residual tratada para infiltrarla en el suelo a fin de mejorar las características del agua y, posteriormente, recargar acuíferos. Lo que se buscaba era estudiar el potencial de reúso de los efluentes de las plantas de tratamiento de aguas residuales para su utilización en otras actividades como la agricultura y la recarga de acuíferos, evaluando criterios de calidad e impacto de su aplicación en el suelo”, explica Daniel.

El trabajo desarrollado por el investigador está centrado en evaluar a escala piloto y bajo las condiciones del trópico la potencialidad, desempeño e impacto de la tecnología de tratamiento de aguas residuales denominada SAT (Soil Aquifer Treatment ó Tratamiento Suelo-Acuífero), para tratar el efluente de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Cañaveralejo (PTAR-C), la cual dispone de un sistema primario para las aguas residuales generadas en la ciudad de Cali, cuyo caudal aproximado es 6,5 m3s-1 y que actualmente es descargado directamente al río Cauca.

El estudio comparó columnas empacadas con dos tipos de matrices de infiltración: Arena del rio Cauca y suelo del orden Molisol (más común en los suelos del Valle del Cauca).

Los resultados obtenidos revelan que dicha tecnología presenta respuestas positivas respecto a la eliminación de materia orgánica, obteniendo eficiencias entre el 50 y el 99% en términos de materia orgánica (Demanda Bioquímica de Oxígeno, Demanda Química de Oxígeno y Carbono Orgánico Disuelto), mayores al 90% para Sólidos Suspendidos Totales, entre 40 y 95% para las especies nitrógeno total (TKN) y nitrógeno amoniacal (NH3), entre el 40 y 70% para Fosfatos, Plomo y Mercurio cercano al 50%.

 En términos comparativos, la columna con arena fue más eficiente para la eliminación y transformación de materia orgánica y nitrógeno, pero la columna de suelo fue más eficiente en la eliminación de fosfatos.

Asegura Daniel que los resultados de este estudio contribuirán a una evaluación global de la tecnología SAT, ya que hacen parte del proyecto de investigación Natural Systems for Wastewater Treatment and Reuse: Technology Adaptation and Implementation in Developing Countries (NATSYS), el cual se desarrolla en Holanda, Arabia Saudita, Palestina y Colombia, países que están evaluando la tecnologías naturales para el tratamiento de aguas residuales, donde SAT es una de ellas. Además, realiza una valoración de lo que puede ocurrir en el Valle del Cauca cuando se utiliza este tipo de efluentes para riego.

De acuerdo con el joven investigador, este tipo de trabajos cobran relevancia, teniendo en cuenta que en la actualidad la disponibilidad de agua está disminuyendo progresivamente, debido al incremento en la demanda agrícola, industrial y para el consumo humano, con el consecuente aumento en el volumen de descargas contaminadas a las fuentes hídricas, por lo tanto, es fundamental pensar en alternativas de tratamiento para disminuir los impactos y presiones que se ejercen sobre los recursos hídricos.

Agrega que además de acceder al Programa de Doble Titulación gracias a una beca y de haber recibido el apoyo de los docentes de la Facultad de Ingeniería, una de las razones por las que el optó por este programa de maestría fue gracias a su intención de trabajar en Colombia y aplicar sus conocimientos y experiencias en el país.

“Esta fue una experiencia muy enriquecedora en lo profesional, lo personal y cultural, que te permite ver las cosas desde otras perspectivas y explorar las posibilidades de adaptar lo que aprendes a tu contexto, de aplicar aquí las soluciones a mediano y largo plazo en tu país”, explica.

Durante sus estudios, Daniel curso un año en la Universidad del Valle y ocho meses en Holanda. En el IHE tomó clases por módulos y asegura que fue una formación de alta calidad, con temáticas en diseño, modelación, saneamiento y sistemas descentralizados. “Así mismo realizamos trabajo de campo dentro y fuera de Holanda, hicimos un recorrido por varias ciudades de España y visitamos centros de investigación en agua, plantas de aprovechamiento de energía solar, plantas desalinizadoras, administradoras del recurso hídrico y plantas con las tecnologías más avanzadas para el tratamiento de las aguas residuales”.

Según Daniel, otro de los aspectos significativos del Programa de Doble Titulación ha sido la oportunidad de acceder a una excelente estructura de formación que complementa la recibida en la Universidad del Valle y paralelamente establecer vínculos con investigadores de Europa, Asia, África y Norteamérica que poseen experiencias muy enriquecedoras, tanto a nivel profesional como personal.

Algunos detalles del Programa 
La Maestría en Doble Titulación en el Área de la Ingeniería sanitaria y Ambiental, ofrecida por la Escuela EIDENAR, surge del convenio entre la Universidad del Valle y sus Programas de Maestría en Ingeniería, énfasis en Ingeniería Sanitaria y Ambiental (Modalidad Investigación) y el Instituto UNESCO-IHE y sus Programas de Maestría Master of Science in Municipal Water and Infrastructure énfasis en Agua Potable WSE y énfasis en Saneamiento y Master in Environmental sciences énfasis Environmental science and Technology EST.Cabe destacar que dicho Programa hace parte del proceso que busca la internacionalización de la Universidad del Valle.

Entre los objetivos del Programa de Doble Titulación están el de ampliar la cobertura del Posgrado, facilitar el intercambio de experiencias y apoyo en la formación de estudiantes de la Región (América Latina) en los temas del agua y saneamiento, servir de referente para el fortalecimiento de la cooperación con otras universidades en Europa.

Por otra parte, los participantes del Programa se benefician en cuanto a la experiencia de obtener la movilidad académica desde el contexto latinoamericano al europeo, fortalecer el idioma inglés como segunda lengua y lograr un intercambio académico y cultural en un contexto internacional.

Comentarios

Entradas populares